EL LARGO CAMINO DEL HORMIGÓN

Interesante aplicación de la gama Cifa para el colado de los lastres de los compartimientos que albergarán las compuertas móviles del Mose de Venecia.

El Mose es el amplio plan de intervenciones para salvaguardar Venecia y el área lagunar  realizada por el Estado (Ministerio de Infraestructura y Transporte - Consejo Interregional de Obras Públicas de Triveneto) a través del Consorcio Venezia Nuova, integrado por empresas constructoras y sociedades de ingeniería nacionales y locales. Se trata de un vastísimo programa de actividades que conjuga la defensa de las aguas altas y de las marejadas con el equilibrio morfológico del ecosistema lagunar. El´último e importante elemento de esta gran obra de defensa costera y ambiental está constituido por las barreras móviles en las bocas del puerto  del área lagunar para proteger Venecia y la laguna de las aguas altas.

El sistema consiste en 4 barreras móviles ubicadas en las bocas del puerto, las compuertas que conectan la laguna con el mar Adriático, que comenzarán a funcionar para bloquear el ingreso de la marea en la laguna sólo en presencia de las mareas altas que puedan provocar un ensanchamiento del territorio. Durante el tiempo restante, permanecerán invisibles en el fondo del mar. En la boca del puerto de Lido se instalarán 2 barreras de compuertas móviles, 1 en Malamocco y 1 en Chioggia, en total 78 compuertas.

La boca de Lido, además de tener una longitud de 800 m, el doble que las otras dos, presentaba dos canales (Lido Treporti al norte y Lido San Nicolò, al sur) con diferentes profundidades. Debido a esto fue necesario prever dos barreras móviles que se conectarán por una isla intermedia, que surge en el punto natural de confluencia de ambos canales.

Invitados por Grandi Lavori Fincosit (que administra las obras en la boca  Malamocco y la de Lido San Nicolò) y por Federico Zanetti, especialista encargado del transporte y de proveer el hormigón,pudimos visitar la impresionante obra (que ya se está completando) recorriendo la boca de Malamocco, de 400 metros de ancho; aquí las estructuras de la cuenca de navegación (que permitirán el paso de embarcaciones comerciales cuando las compuertas se eleven) y todos los edificios tecnológicos (que prevén  la preparación de un gran número de paneles fotovoltaicos sobre una cubierta de aluminio) ya están casi concluidas y se está trabajando en el llenado de los lastres de los compartimientos destinados a albergar las compuertas.

La intervención, que prevé la inyección de más de 22.000 metros cúbicos de hormigón (que se completará en un plazo de seis meses de trabajo), no es excepcional sólo desde el punto de vista de la cantidad involucrada sino sobre todo por las dificultades logísticas y técnicas que suponen dicha obra. Para afrontar las necesidades operativas la empresa Zanetti ha destinado en total (promedio) diez trabajadores, cuatro en  el túnel (uno en la bomba montada sobre camión, y los demás a lo largo del recorrido), uno a cargo de la bomba para la K39H, cuatro conductores de las hormigoneras y uno a cargo de los  áridos para el sistema de producción de hormigón.

Los lastres que se deben llenar, yacen en el fondo de la boca de Malamocco, a más de 20 metros de profundidad y el hormigón para alcanzar el destino de la obra, debe recorrer un largo camino, que en algunos casos llega a casi 440 metros.

A fin de superar estas dificultades tecnológicas, una solución «normal» de inyección no hubiese resultado suficiente, y en consecuencia la firma Federico Zanetti, encargada del transporte y de la puesta en obra del hormigón (la empresa estaba encargada también de la realización de los lastres de la boca de San Nicolò, durante unos seis meses de inyección), propuso una solución particularmente interesante, aprobada y sostenida por la dirección de obra de GLF.

Puesta a punto con el aval proyectual y tecnológico de Cifa y de su Centro de Asistencia Cifa local, S2 Truck Service que se ocupó también de la realización de las estructuras de sostén necesarias, la propuesta se articula como una verdadera «cadena»de bombeo que, partiendo desde el camión hormigonera con bomba Cifa K39H Carbotech (que asegura una producción máxima de 160m3/hora, con una altura máxima vertical de colado de 38,1 metros y una distancia máxima horizontal de 33,8 metros) que Zanetti ha adquirido justamente de S2, pasa a través de una mezcladora de doble eje helicoidal Cifa DNA1.0 para entrar luego en una bomba montada sobre camión Cifa PC797E con motor eléctrico que bombea el hormigón dentro de los tubos de distribución finales hacia los compartimientos que deben llenarse.

¿No creerán que ésta es la parte difícil? Para nada. El camión hormigonera con bomba opera sobre una barcaza anclada en las inmediaciones del canal de Malamocco y es alimentada desde camiones hormigonera que vienen del sistema de producción de hormigón que se encuentra cerca, que también recorren el último tramo sobre barcazas. Por esta razón los técnicos de Cifa decidieron conjuntamente con Zanetti, interponer una mezcladora entre la máquina y la bomba montada sobre camión: la mezcladora  mantiene bien mezclado el hormigón, evitando el fraguado indeseado, y funciona como «pulmón (su capacidad es de un metro cúbico) para evitar peligrosas e indeseables interrupciones durante la inyección, en caso de demoras para llegar desde los camiones hormigonera.

La presión de bombeo, ha sido un factor de suma importancia: era necesario no sólo mantenerla elevada (hasta 80 bar en el hormigón) sino también asegurar la continuidad tanto como fuera posible. Por eso se eligió la bomba montada sobre camión Cifa PC797E, que funciona como relanzamiento y estación de bombeo adicional: desde el fondo del pozo de acceso, la bomba impulsa el hormigón a lo largo de las tuberías principales (de 5,5") ubicadas en el conducto de servicio (uno de los dos paralelos que corren bajo  el canal de Malamocco) hasta las derivaciones (con un diámetro de 4,5") que conducen a los grandes lastres que deben llenarse. Una presión insuficiente o imprecisa hubiese comprometido la calidad del hormigón o, peor aún, causado el endurecimiento del mismo dentro de las tuberías, ocasionando bloqueos prolongados en las obras, costos adicionales por las intervenciones de mantenimiento y restablecimiento.

Otro factor complejo: el camión hormigonera con bomba opera en la superficie, mientras que la mezcladora y la bomba montada sobre camión, están instaladas una sobre otra, en una torre sobre vigas metálicas, ubicada en un pozo que llega a 23 metros bajo el nivel del mar. S2 Truck Service realizó la totalidad de la estructura metálica en su fábrica de Villorba, comprobando físicamente  las características con un premontaje completo, incluidas las máquinas Cifa; una vez conforme, Paolo Corso, titular de S2, se ocupó de asistir a la firma Federico Zanetti en el montaje, verificación y diferentes pruebas de bombeo en toda la solución de bombeo.

Naturalmente, S2 Truck Service, en calidad de Centro de Asistencia de Cifa para el Triveneto, acompañó a Zanetti en todas las operaciones de bombeo, lista para intervenir en caso de urgencias, reemplazo de componentes averiados o solicitudes adicionales.

Máquinas, asistencia, soluciones a medida: la estructura de Cifa ha dado lo mejor de sí para esta obra excepcional; pero aun existe otra ventaja para destacar: Zoomlion Capital, la financiera  del grupo chino que también es propietaria de la empresa de Senago, financió a Federico Zanetti o sólo en cuanto a lo que se refiere a las máquinas necesarias para la intervención, sino también para todos los materiales de sacrificio y los materiales y tareas necesarias para la preparación de la estructura metálica. De esta forma, el especialista en transporte de hormigón ha debido pensar en una sola cosa: trabajar y entregar a Grandi Lavori las cantidades de hormigón para la obra, en los plazos previstos. Algo que Zanetti sabe hacer bien, dado que los plazos de procesamiento previstos para el suministro fueron respetadas íntegramente.

 

La importancia de socios de calidad

Entrevista a Federico Zanetti, titular de la firma Federico Zanetti srl

"Para nosotros la asistencia en obra es realmente fundamental; de hecho, las máquinas tienen que funcionar durante  8-9 horas diarias,  durante todo el periodo de llenado para poder cumplir los plazos requeridos por el cliente. Necesitamos máquinas confiables y, en esto, Cifa no sólo no tiene ningún problema, sino que además cuenta con una estructura de asistencia capaz de intervenir de inmediato para reducir al mínimo los tiempos de bloqueo en obra. Debo decir que Paolo Corso, con su S2 Truck Service, ha sido una enorme ayuda para que pudiéramos trabajar con tranquilidad". "Nuestra empresa nació en 1998 - continúa Zanetti -, con una flota de camiones hormigonera y hormigoneras con bomba. Luego crecimos y nos especializamos en el transporte e inyección de hormigón en obras y proyectos complejos y tecnológicamente articulados, para el sector de infraestructura y el sector industrial. Hoy somos 23 y trabajamos en todo el Triveneto. Con Cifa, trabajamos desde hace mucho tiempo; contamos con un parque de varias bombas montadas sobre camión de Cifa: la K39H Carbotech (las últimas dos secciones son de carbono) trabajando aquí en el Mose, una K41H y una K47 XRZ. Tenemos una relación excelente con Cifa,  colaboramos asiduamente y estamos muy satisfechos por nuestra parte. La K39H que trabaja aquí en el Mose, ya ha bombeado en total, por más de 700 horas y no hemos tenido ningún problemas dignos de mencionar".